Último Mensaje

Nuevo

Miércoles, 13 de mayo de 2015


MENSAJE DIARIO EXTRAORDINARIO DE MARÍA, SEÑORA DEL SANTÍSIMO ROSARIO Y ROSA DE LA PAZ
        TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE TRINIDAD, GOIÁS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

Hoy, cuando el Universo de Dios toca la Tierra y derrama Su Misericordia sobre todo el planeta, vuestra Madre del Santísimo Rosario, desde América unida al corazón del Reino de Fátima, proclamará la palabra de vida, la que Su Amado Hijo Jesús le pidió que pronunciara en este día sacro.

Por esta razón vuestra Madre Celestial hoy estará unida a todas las esencias del mundo, las que en este 13 de mayo declaren a Dios y a Jesucristo que el mundo acepta y reconoce a la Madre de Dios como la Madre de todos y como la Reina de la Paz.

De esa forma el Universo Angelical estará irradiando desde Fátima, corazón de la pureza esencial, un mar de Gracias, principalmente sobre los corazones y almas que han quedado presos de la ilusión y de las garras del adversario.

Hoy desde el corazón del Reino de Fátima será declarada la Paz para el mundo y esta llegará especialmente a los corazones que comulguen en este día y recen al menos un misterio del Santo Rosario.

Así, queridos hijos, la Iglesia de Cristo, aquella que mora en eternidad dentro de los corazones simples, volverá a despertar. Y el Santo Padre recibirá una ayuda interior con la que será capaz de mantener al mundo espiritual en equilibrio un tiempo más.

Por eso hijos, la Reina del Santo Rosario hoy descenderá en América del Sur, en espíritu de paz y de renovación, para que todas las almas del mundo recojan los últimos frutos que la Madre del Cielo entregará en las manos de los simples y verdaderos.

Hoy desde Fátima, los sacerdotes del mundo entero y todos los predilectos hijos de Nuestra Señora, los consagrados a la vida sacerdotal, entregarán al pueblo de Dios una llave que abrirá la puerta para la liberación de los pecados cometidos contra el Inmaculado Corazón de María. Desde esa puerta las almas más pecadoras podrán dirigirse hacia el camino de la rehabilitación interior y espiritual.

Doce ángeles celestiales en el Universo estarán celebrando junto a Nuestra Señora esta comunión de reparación y de expiación del mundo entero, evento que sucederá al mismo tiempo en todos los sagrarios de la Tierra.

Pero si existiera un mayor espíritu de fe y de devoción a Nuestra Señora del Santísimo Rosario, la Madre de Dios, San Miguel Arcángel y San Gabriel Arcángel prometerán a las almas buenas socorro durante la hora de la muerte y, principalmente, la conversión espiritual de la familia. Esto será así si hoy rezan el Rosario de corazón, sin pedir nada a cambio, solo que el Plan de Dios se cumpla en las almas ingratas.

Desde el Reino de Fátima, las esferas angelicales brillarán y encomendarán a todos los ángeles de la guarda del mundo que celebren junto a Nuestra Señora la comunión universal por la Paz. Por eso hoy, vuestra Madre Celeste viene para pedir a todos Sus hijos que comulguen del Cuerpo y la Sangre de Cristo; esta expiación que será concedida por la Virgen María durará hasta el 14 de mayo de 2015, momento en el que se cerrará la última puerta de la conversión.

Queridos hijos, hoy los invito a adorar a Jesús y a que todos se sientan unidos al Santuario de Fátima, Portugal, para que esta sagrada tarea de vuestra Madre se cumpla como está previsto.

¡Agradezco a los grupos de oración de América, de Estados Unidos y de Europa por ya estar respondiendo a Mi llamado!

La Obra se cumplirá, pues estas ya son las últimas misiones de la Virgen Santísima antes del retorno de Cristo.

Les agradece y los bendice siempre,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

Descargar

Nuevo

Miércoles, 13 de mayo de 2015


MENSAJE PARA LA APARICIÓN EN LA CIUDAD DE TRINIDAD, GOIÁS, BRASIL
        TRANSMITIDO POR MARÍA SANTÍSIMA, SEÑORA DEL ROSARIO, EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA,
        A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Que se abran las puertas del Reino de Lis, Reino de Pureza, Reino de Amor, Reino de Devoción, donde las almas encuentran la Paz y la unión con la Esencia de Dios.

Que se abran las puertas del Reino de Lis para que los sedientos, los desamparados, los perdidos, los heridos, los enfermos del cuerpo, del alma y del corazón, puedan ingresar para recibir la cura y el perdón.

Que aquellos que proclaman Mi nombre y claman por Misericordia y por intercesión frente a Mi altar, hoy se alegren profundamente, porque estoy abriendo las puertas de Mi Reino en la Tierra, el Reino de Lis, el Reino de Fátima y, aquellos que se unan a Mi propósito con el corazón, servirán de puente entre ese Reino y todos los lugares del mundo.

Hijos Míos, hoy les pido que de forma especial oren el Santo Rosario para que Mi Reino pueda expandirse por el mundo y Mi presencia no sea proclamada solo en Fátima, sino en todos los corazones.

Hoy quiero que los afligidos encuentren consuelo, que los enfermos se curen, que los sedientos se sacien, que los angustiados encuentren paz y que los pecadores reciban Misericordia.

En esta noche, cuando enciendan las velas para recibirme, recuerden que el Reino de Fátima se enciende en devoción y únanse al manantial de paz y redención que haré descender al mundo en esa hora.

Ya es tiempo de Justicia, Mis amados, las deudas de los corazones serán cobradas por las Leyes del Cielo y de la Tierra y, para que la Misericordia de Mi Hijo siga siendo una esperanza para las almas, es necesario que existan en el mundo corazones misericordiosos.

Dios es justo, pero también es misericordioso cuando encuentra en el mundo a los que están dispuestos a llevar Su Misericordia a todas las almas.

Reconozcan, Mis queridos hijos, que los tiempos ya son otros y que la madurez interior necesita nacer en todos aquellos que escuchan la Voz de Dios. Cuando digo esto, estoy pidiendo que nunca olviden la existencia de la vida superior, de la responsabilidad que asumieron ante el cumplimiento de los Planes de Dios. Cuando un alma no quiere crecer, se olvida todos los días de su compromiso con Dios y se da permiso para no cumplir los designios celestiales.

Ustedes ya conocen la parte que les corresponde cumplir, Dios les habla por medio de Sus Mensajeros todos los días. Incontables fueron las Gracias derramadas e infinita la Misericordia entregada al mundo para que pudieran despertar y cumplir con la misión de vivir en la Tierra como se vive en el Cielo. Esto se alcanza siguiendo los pasos dictados por los Mensajeros de Dios y negando todos los días el amor a las cosas materiales, muriendo al mundo y renaciendo para la vida del espíritu.

Mis amados, el Reino de Lis es una realidad espiritual que trasciende Mi amado Santuario de Fátima. Allí construí Mi Reino, en lo invisible, así como lo hice en el Cielo. Quienes crean en Mis palabras lo encontrarán; quienes ya lo conocen, lo despertarán; y quienes ya lo despertaron en su interior lo vivirán y lo expandirán por el mundo entero.

¡Canten y oren con fervor! ¡Hoy es día de Gracia! ¡Hoy es día de Gloria!

El Reino de Dios desciende al mundo y se consolida en el interior de los que dicen sí.

Dejo Mi bendición a Mis amados hijos de Europa, a los hijos de Lis. Que sean ellos la puerta principal para que Mi Reino se expanda por el mundo.

¡Proclamen el Reino de Lis!

¡Vivan Misericordia, Paz y Redención siempre! Yo los amo y los convido a la oración perpetua del corazón.

Vuestra Madre María, Señora del Rosario, Reina de Lis

Descargar