Último Mensaje

Nuevo

Sábado, 25 de junio de 2016

Mensajes diarios

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ,
         TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE SAN ESTEVE - MONTSERRAT, BARCELONA, ESPAÑA,
         AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

El triunfo de Mi Corazón está próximo

Queridos hijos:

No teman ni se desesperen, porque el triunfo de Mi Inmaculado Corazón está próximo y el infierno de la Tierra se cerrará.

El triunfo de Mi Corazón está próximo y las grandes potestades temerán; el suelo que está bajo sus pies será removido y no quedará piedra sobre piedra.

Queridos hijos, el triunfo de Mi Corazón está próximo y nadie se opondrá, el Reino de Dios se aproxima y todas las almas lo verán en la segunda venida del Redentor.

El triunfo de Mi Corazón está próximo y los falsos reinos del mundo perecerán porque una vez más triunfará el Amor de Mi Hijo, que es el Amor del Dios Vivo.

Queridos hijos, el triunfo de Mi Corazón está próximo y Yo reencenderé a las estrellas caídas, las volveré tan semejantes a Mi Amor que nadie lo podrá creer.

El triunfo de Mi Corazón está próximo y la corona de luz de Mi cabeza brillará en los abismos para retirar de la ilusión a los que duermen y están engañados por la humanidad.

El triunfo de Mi Amor está próximo y las bestias le temen a ese momento, porque estará cerca su gran y esperada derrota y los ángeles caídos se rehabilitarán.

Tengan fe y confianza, porque el triunfo de Mi Plan está próximo y evitaré, por encima de todo, que una nación se oponga a otra nación.

El triunfo de Mi Corazón Divino está próximo, primero en los que se autoconvocaron para esta misión de paz en el mundo.

Hijos Míos, vean ya concretado el gran triunfo de Mi Corazón por la conversión de sus vidas y almas, en el momento en que cada uno debe pedir perdón a Dios.

El triunfo de Mi Corazón está próximo y las fuerzas del mal perderán la batalla después de que Yo haya protegido en Mi desierto a cada uno de Mis hijos. Allí, los ejércitos y las potestades celestiales descenderán al planeta para hacer triunfar el poder del amor de Mi Inmaculado Corazón en el gran abismo de la Tierra.

Mi Gracia hasta ahora los sustenta y los calma y el triunfo de Mi Corazón está próximo y nadie quedará sin ser tenido en cuenta, porque todos serán avisados antes del tiempo final que llegará.

Queridos hijos, a pesar de todo, sepan que el triunfo de Mi Corazón está próximo y nadie quedará desprotegido si en simple humildad Me lo pide, allí Yo estaré para abrazarlo y guardarlo de toda adversidad bajo Mi manto.

Ahora, hijos amados, mientras está todo por suceder, les pido amorosamente que hagan triunfar Mi Plan de amor maternal en cada Centro Mariano así como en cada Comunidad-Luz que Yo con tanto amor protejo.

Hagan triunfar en cada Comunidad-Luz el servicio, la caridad y el bien. Hagan triunfar las islas de salvación que serán refugios para gran parte de la humanidad, ¡abran sus corazones a lo que Yo les digo hoy!

Triunfen y únanse todos los días a través del amor; Mi tiempo entre ustedes ya está terminando y, desde el Cielo, querré ver los frutos de esta obra planetaria. Las Comunidades son sus refugios internos y externos, son el espacio en donde sus cuerpos podrán descansar protegidos cuando el caos se instale en la humanidad.

Valoren la herencia divina que el Universo les ha dejado, porque en poco tiempo comprenderán lo que hoy les digo.

Queridos hijos, el triunfo de Mi Inmaculado Corazón también se dará por su entrega y donación a todas las Comunidades, que son las bases de los Centros Marianos.

Queridos hijos, con sus corazones bien abiertos, después de haber recibido tantas dádivas e instrucciones, al menos díganle a Vuestra Madre Celeste: “¡Sí, Madre Divina, yo responderé por esta obra y haré hasta el final lo que sea necesario para que triunfe el Plan celestial de Tu Inmaculado Corazón!”.

Queridos hijos, agradeceré que todos los santos días del Señor ustedes vivan y trabajen esta afirmación para que más almas reciban, a través de su servicio, lo que tanto esperan.

El triunfo de Mi Corazón se dará en toda la humanidad por su respuesta interior a Mi Plan.

Que no deje de brillar Medjugorje en sus corazones así como cada Centro Mariano que Yo he consagrado para la salvación de la humanidad.

¡Les agradezco por comprenderme y por vivir Mi llamado!

Los ama y los eleva al Reino de Dios,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

Descargar