MENSAJES DIARIOS DE SAN JOSÉ
UNA DÁDIVA DEL CASTÍSIMO CORAZÓN

Gracias al infinito amor de los Mensajeros Divinos, fuimos bendecidos con un impulso más, de inestimable valor. El Castísimo Corazón de San José, en mensaje transmitido a la Hermana Lucía de Jesús el 19 de agosto de 2015, anunció que, durante el período comprendido entre el 20 de agosto de este año y el 20 de agosto de 2016, entregará Su Primer Ciclo de Mensajes Diarios. Según Él, esos Mensajes nos guiarán paso a paso rumbo al surgimiento de la Nueva Humanidad.

San José reveló: 

"Debido a sus oraciones y pedidos, los Mensajeros Divinos alcanzaron la Gracia de entregar este último impulso para la humanidad, con el fin de que todo lo que necesiten para caminar en los tiempos que vendrán, esté disponible para sus almas y consciencias".

María, Rosa de la Paz, en mensaje transmitido al vidente Fray Elías del Sagrado Corazón en ese mismo día de bendiciones, afirmó:

"Cada vez que piden al Casto Corazón que interceda por la humanidad, están llamando simplemente por los méritos internos que San José alcanzó como hombre en esta Tierra”. 


LAS SIETE BIENAVENTURANZAS DEL CASTÍSIMO Y SACRATÍSIMO CORAZÓN DE SAN JOSÉ

Cristo Jesús, en mensaje extraordinario transmitido dos años atrás, el 19 de agosto de 2013, nos reveló que Su Sagrado Corazón actúa también por medio del Castísimo Corazón de San José, y que debemos consagrarnos al Sacratísimo y Bendito Corazón de San José, para  alcanzar la paz y la pureza del alma y del cuerpo.   

El Maestro nos instruye: 

"Para una mayor consagración de las almas al Bendito y Sacratísimo Corazón de San José, Mi Consciencia Misericordiosa les dejará por escrito en este día, las Siete Bienaventuranzas del Castísimo Corazón de San José, Bienaventuranzas que les permitirán encontrar fuerzas internas para los tiempos críticos, con el fin de que se establezca la paz en todos los seres."


Primera Bienaventuranza:      

"Recibir los dones del Cielo por medio de la consagración al Padre en la Tierra".  

Segunda Bienaventuranza:    

Redimir los errores a través del amor al Venerable San José".

Tercera Bienaventuranza:

"Perdonar el pasado por medio de la cura del Casto Corazón".

Cuarta Bienaventuranza:

"Vivir eternamente la aspiración de servir".

Quinta Bienaventuranza:

"Ser misericordioso hasta en las pequeñas acciones, para que las Gracias desciendan desde los Cielos".       

Sexta Bienaventuranza:

​"Orar con el corazón, para que la devoción del alma emerja".

Séptima Bienaventuranza:

"Preferir estar en el Cielo junto al Casto Corazón de San José, para que todas las almas encuentren la salvación".