MISIÓN EN ÁFRICA
 

LA MISIÓN PROSIGUE EN NUESTRAS ORACIONES


Como la Madre de todos los pueblos, razas y culturas,
vuestra Madre Celeste está realizando la síntesis de la misión humanitaria por la paz,
la que ha generado méritos internos para las almas y,
principalmente para todos los que buscaban reencontrar la unión con Dios
”.

Mensaje de María, Rosa de la Paz, 29 de abril de 2015
 

 

Cumpliendo con el pedido de la Virgen María, la “FRATERNIDAD - Federación Humanitaria Internacional” realizó durante el mes de abril una Misión en África, en apoyo a algunas comunidades de aquel continente.

En Ruanda, Uganda y en la República Democrática del Congo, el grupo en misión colaboró con las Misioneras de la Caridad de Madre Teresa, participando en las tareas prácticas, como también con el trabajo espiritual, cumpliendo con una  pauta de oraciones individuales y grupales.

                     
                                                        


En la Aparición del 12 de abril de 2015, fecha en que los misioneros llegaron a Ruanda, Nuestra Señora anunció: “…los misioneros de la paz son enviados por Mi Inmaculado Corazón para extraer el registro del dolor y de la masacre a través del amor, de la esperanza y, principalmente, como sacrificio y entrega para ofrecer al Padre Celestial la abnegación y el esfuerzo, el trabajo y el servicio como una oportunidad de recibir la Gracia, el Perdón y la Absolución de todos los errores cometidos”.

Nuestra Señora de Kibeho

En seguida, los 14 misioneros viajaron para Kampala, Uganda, en donde la realidad de la pobreza del continente africano se reveló aún más pronunciada, llevando al grupo a la necesidad de profundizar en el trabajo de oración.

La Virgen María nos dijo: “Hijos amados, los tiempos marcarán un nuevo ciclo y para eso deberán estar preparados; siempre contarán con Mi ayuda maternal. En Uganda, una puerta para la redención de las almas ya está abierta y ella deberá favorecer a muchas almas más, principalmente a las que fueron más ingratas con Dios. A todas ellas les llegará la hora de su rendición.”Finalmente, los Misioneros viajaron para Kinshassa, en la República Democrática del Congo, “una realidad poco conocida”, según Nuestra Señora.

Ella nos dijo: “La falta de paz en el Congo y la esclavitud son una deuda impagable, porque ya hace más de quinientos años que la misma injusticia se repite. Pero, hijos Míos del Congo y misioneros Míos, la fuerza del amor de vuestra Madre Santísima y Suprema desterrará el reinado rastrero de la serpiente, y los Ángeles de Dios colmarán las almas con la Misericordia de Mi Hijo.”

Que sigamos entonces unidos de corazón y en oración a los hermanos de África.

 

 

Oraciones a realizar para colaborar con las Misiones



1) Un misterio del Santo Rosario en lenguas africanas:

"En este día Yo ya los preparo para embarcar en una nueva misión que todos podrán acompañar de cerca. Con este fin, les pido que desde el primer día de misión hasta el retorno de los misioneros que Me llevarán como luz en sus corazones, deberán rezar el Santo Rosario, o sea, las cincuentas cuentas de un misterio en lengua africana, ofertando al Creador una súplica y un pedido interior para que Su Infinita Misericordia se derrame en los lugares más lastimados por Mi adversario." (Mensaje del 23 de marzo de 2015)

Lenguas africanas:

 Swahili - Suhaili | አማርኛ - Amárico | Afrikáans | isiZulu - Zulú | Kinyarwanda - Kiñaruanda | Sesotho

​Descargar en PDF



2) Devocionario a San José
para que todas las almas del mundo reciban el Perdón


"Esta es una oración que transmito al mundo, para que todos los seres puedan recibir la Gracia de ser intermediarios entre Dios y la humanidad y que, a través de la devoción de los corazones, todas las almas de este mundo reciban la oportunidad de ser perdonadas y rescatadas por el Espíritu misericordioso del Padre." (Mensaje Mensual de San José, transmitido el 19 de agosto de 2014)

Devocionario de San José para que todas las almas del mundo reciban el Perdón
Oración de agradecimiento al Casto Corazón de San José


Mensajes especiales
 

La Madre Divina, durante todo el período de Misión en el África, dirigió y orientó de cerca a los misioneros de la Paz. A través de Sus mensajes diarios, transmitidos a los videntes, Nuestra Señora nos permitió acompañar todas las etapas de esta Misión, llevándonos a participar en ella por medio de nuestras oraciones.

Invitamos a todos para que lean de nuevo estos mensajes, colocándolos una vez más en el corazón, para que continuemos realizando esta tarea espiritual, por todos y cada uno de nosotros, por el África y por toda la humanidad.

Para ver los mensajes hacer click aqui


  ¡Juntos oremos por la Paz!